Pularda

 

Ingredientes:

Pularda.

Elaboración:

Entendemos por pularda una gallina que, en nuestro caso, ha estado sometida a una operación de castración con la intención de evitar o, en todo caso, de alargar, al máximo en el tiempo, la puesta de huevos. Nuestras pulardas son de raza villafranquina o penedesenca, de entre 6 y 7 meses de vida, de plumaje negro brillante, de pata negra y crecimiento lento. La castración, como hemos indicado, retrasa la puesta de huevos y permite que el animal concentre toda su energía en el engorde. Consecuentemente, son animales de carne apreciada, y saludablemente grasa, lo cual repercute en su sabor potente y, a la vez, untuoso. Este sistema difiere del habitual consistente en encerrar el animal y privarle de las horas de luz. Por este motivo, nuestras gallinas viven en espacios grandes, con patio exterior y con una baja carga de densidad. La alimentación a base de cereales, legumbres y aceite completa lo que, para nosotros, es un animal de alto valor gastronómico. Los animales son sacrificados a los 6 o 7 meses de vida y son servidos con un peso neto (listos para cocinar) que oscila entre los 2.300 kg y los 3 kg aproximadamente.

Conservación:

Conservar en refrigeración o conservar a +3ºC.